FacebookTwitter
X

Querid@s amigos,

Hoy comienza una nueva y emocionante etapa con la que el Centro Oeste busca estar un poquito más cerca de tod@s vosotros. ¿Cómo? Pues creando un espacio informativo en el que semanalmente podréis encontrar consejos sobre qué comprar, dónde comprarlo, cómo llevarlo y cuándo utilizarlo. Mi nombre es Minerva y me voy a encargar de haceros llegar esa información de una forma sincera, amena y divertida, porque ¿qué es la vida sin un toque de humor?

Pero no sólo vais a poder leer artículos sobre moda; en este blog vais a poder encontrar publicaciones sobre decoración, alimentación, regalos, sobre cómo ser el mejor anfitrión en esa ocasión especial, estaréis al día en lo que a la cosmética se refiere, y también conoceréis las novedades en música, lectura y electrónica. Sabréis un poquito más de todo lo que vais a poder adquirir en nuestro centro.

Ya llevamos… años haciendo nuevos amigos y espero de corazón que sean muchos más los que os vayáis uniendo a nuestra comunidad, porque creo que todos juntos podemos crear algo muy especial.

Solo me queda daros una cálida y sonora bienvenida.

¡BIENVENID@S!

ÚLTIMOS
COMENTARIOS
  • Ted z Chicago napisal prawidlowo.
  • El estudio revela que la iluminación es el equipamiento mayoritario:…
  • Celui-ci faut savoir une tour même au premier clic les…
  • Es por ello con lo que en nuestra tienda erotica”…
TOP ETIQUETAS
Jueves, 12 Diciembre 2013 10:21

"Queridos Reyes Magos...

Este año he sido muy buena, he hecho todos mis deberes, y me he llevado muy bien con mi hermana. Me he portado muy bien en casa y en el cole y cada vez hablo menos en clase. Hago caso de todo lo que me dicen los mayores (casi siempre) y aunque no he estudiado todo lo que debía, prometo esforzarme más…Por eso creo que este año quiero que me traigáis…”


 

Éste es un fragmento de una carta que escribí hace mucho años a SS.MM. los Reyes Magos de Oriente (hay que decirlo completo para que realmente sepan que hablas de ellos). Se la debieron olvidar en casa cuando dejaron los regalos que aparecían en la lista… Recuerdo con mucho cariño cada momento relacionado con la noche de Reyes, desde que nos hacíamos con los catálogos de juguetes, (que era como un tesoro para los niños) dónde marcábamos todas las fotos de las cosas que necesitábamos, hasta el precioso momento de entregarles la carta en mano, (algo que sigo haciendo a día de hoy). Con el tema de la carta mis padres eran estrictos: sólo podíamos pedir tres cosas. Aunque como éramos muy avispadas, poníamos varios “por si acaso” no fuera a ser que sus majestades tuvieran algún problema para encontrar alguno de nuestros imprescindibles. Nos parecía una gran idea ponérselo fácil, ya que con tantos regalos que repartir, no podían perder el tiempo pensando alternativas para nosotras. Les dábamos el trabajo hecho, y yo creo que por esa ayuda siempre caían muchas más cosas de lo que poníamos en nuestra carta. Todavía siento una gran emoción la noche del 5 de Enero, y me sigo levantando temprano para ver antes que nadie qué hay debajo del árbol y contar el número de paquetes (no sé por qué lo hago, pero es ya una tradición). Después me siento y espero a que pasen los minutos y llegue la hora de despertar a todo el mundo. Es algo mágico que quiero mantener en el tiempo. Está claro que sin niños alrededor, el momento no resulta tan impactante, pero hasta que llegue el momento de volver a ver ese brillo en los ojos de un niño al abrir los regalos, yo seguiré dejándome llevar por la emoción de esa noche.

Mis amigas que tienen peques, están como locas hablando con los Reyes Magos y con Papá Noel para que sepan de primera mano qué juguetes tienen que dejar bajo el árbol esta Navidad, y yo estoy tomando buena nota por si me encuentro con algún consejero real, poder echarle una mano para encontrar todo lo que necesitan. Y para desempeñar esta labor tan importante, decidí dar una vuelta por Centro Oeste, en busca de regalos originales, tradicionales, diferentes, delicados o resistentes, que puedan dejar junto a los zapatos en la chimenea, debajo del decorado árbol, o en el sofá (cada Rey Mago tiene su estilo). Así que me fui una mañana entera a disfrutar de un paseo la mar de divertido por el fantástico mundo de los juguetes. Tengo que decir que me lo pasé como una enana, tocando todos los juguetes, buscando los de toda vida y alucinando con las novedades. SI fuera niña lo tendría muy difícil para elegir solo tres.

¡¡Allá vamos!!

Vamos a empezar con los regalos que encontré en Imaginarium, dónde casi me muero al ver una cocinita para hacer cupcakes, que ya la quisieran muchos cocineros profesionales. Y girando la vista un poco me di de bruces con otra cocinita preciosa, que va a hacer las delicias de las futuras cocineras o cocineros, por qué no.  Y justito debajo encontré el equipamiento adecuado para tener la casa limpia, y la ropa perfecta. Desde luego que si mi lavadora fuera tan bonita como esa, seguro que me daba menos pereza ponerla a trabajar.

Pero como todo no puede ser trabajar, encontré el regalo perfecto para que nuestras chicas practiquen  equitación, con su caballo y su amazona Lily Anna. Me quedé totalmente asombrada con el caballo; estoy segura de que habría sido un imprescindible en mi lista. Y terminé de alucinar con un clásico que nunca falla: la casita de muñecas. Aunque lo de “casita” tal vez no sea la mejor denominación para una estructura de tres plantas,  que me llegaba casi a la altura del pecho.

Tienen un apartado dedicado a los oficios realmente interesante. Os recomiendo que os deis una vuelta por esa zona, pero para que veáis un pequeño ejemplo de lo que podéis encontrar, os dejo el uniforme de médico, ¡no le falta detalle!

Para los hombrecitos de la casa, además de los uniformes de los oficios encontré dos bicicletas,  que son la atracción principal de la tienda. Tienen un diseño que me enamoró y son perfectas para aprender a montar en bici.

Y para los más pequeños tienen una oferta amplísima de juguetes educativos, con los que además de divertirse, aprenden. Yo he visto como juegan con ellos y tengo que decir que es una maravilla cómo les fomenta la curiosidad por probar cosa nuevas. ¡Ah! Y no olvidéis haceros con vuestro peluche KicoNico; no serán capaces de separarse de su nuevo amigo blandito.


Del divertido mundo educativo de Imaginarium, me fui directa al colorido mundo de Disney Store. Allí todo es emoción, y es que reconozco que siento pasión por todo lo que esta fábrica de sueños hace. Adoro la Sirenita, Aladdín, Peter Pan, la Cenicienta… como veis soy de los clásicos. El caso es que me di una vuelta para ver las novedades y todavía estoy pensando qué me pediría si fuera niña. ¿La colección de muñecas Princesas Disney?, ¿los disfraces para convertirme en alguna de ellas?, ¿el material escolar de Campañilla?... ¡¡Madre mía que lío!!

Claro que si fuera niño tampoco lo tendría nada fácil… ¿Un uniforme de súper héroe?,  ¿la colección de los personajes de Marvel?,  ¿los disfraces de la película “Aviones”?  Mejor lo pido todo y así no hay que elegir, ¿no?

Cuando pensaba que ya me había hecho una composición de lugar de los juguetes que cualquier niño podría querer estas navidades, me fui a comprar un poquito de turrón a Carrefour y descubrí un montón de pasillos llenos de muñecos, coches, aviones, personajes de dibujos, puzzles, máquinas para hacer comida de plastilina, Barbies, peluches... No pude resistirme a ampliar mi conocimiento sobre los juguetes con los que juegan los niños de hoy,  y me fui a investigar en ese mar de diversión. Es posible que muchas de las personas que estaban por allí alucinaran al ver a una chica tirada por los suelos hablando con los personajes, pero es que cuando estaba paseando por esos pasillos llenos de cajas de colores, mirar quien me dio el alto…¡¡las tortugas Ninja!!

Una vez aclarado el tema con las tortugas, continué mi visita por una zona un poco menos peligrosa,  y me encontré con la mascota perfecta para aquellas que quieren tener un perrito,  pero que todavía son muy pequeñas para que os compren uno de verdad.

Sin darme cuenta llegué a una de mis zonas favoritas: la de las muñecas. Tienen una casa enorme llena de artículos de Barbie (que hizo que perdiera la noción del tiempo) y otra dedicada a Nenuco y a los Pinypon. También descubrí que el mundo zombi ha llegado a las muñecas, con una colección de Princesas de cuentos clásicos (la Cenicienta, la Sirenita,  Bella…) convertidas en Princesas Zombies. Y sin dejar el mundo “del terror” me encontré con las muñecas más monstruosamente estilosas del mundo: las exitosas Monster Hight. Ahora sí que estaba hecha un lío, no creo que pudiera decirles a los consejeros reales, cuál de todas ellas era la mejor.

Como había cogido fuerzas en este pasillo lleno de color rosa, me armé de valor y volví a la zona de los chicos. Esta vez las tortugas no me vieron aparecer,  y gracias a eso pude tomar buena nota de los juguetes más espectaculares que vi en las estanterías. Los amantes de la velocidad, las alturas y el riesgo (con mesura, que son niños) están de suerte: estas maquetas serán el regalo perfecto para ellos.

Si el pasillo contiguo destacaba por el predominio del color rosa en sus estanterías, en el que me encontraba lo hacía el color azul. Rápidamente reconocí esas estupendas cajas azules: los clics de Playmobil.  El pesebre, los indios, el barco pirata, los vaqueros, la granja… estaban todos tal y como los recordaba. ¿Quién puede resistirse a ellos?

Y para terminar, me gustaría recordar los juegos de mesa, que son perfectos para pasar unas tardes geniales en familia o con amigos,  haciendo algo diferente y divertido.  Los puzzles por ejemplo, a pesar de que puedan parecer poco interesantes, son perfectos para trabajar la memoria visual, desarrollan la capacidad de resolver problemas, mantienen la atención y la concentración y enseñan a alcanzar retos. Y para los mayores, son perfectos para luchar contra el estrés, ¿qué más se le puede pedir a un juguete?

 

Bueno, yo creo que con esta enorme lista de juguetes que he encontrado,  los pajes reales, los mismísimos Reyes Magos y Papá Noel,  lo van a tener mucho más fácil a la hora de encontrar lo que los peques, y no tan peques, os pidan en sus cartas. Durante las próximas semanas hablaremos de los posibles regalos para los mayores, que también tenemos derecho a soñar con que el día de Navidad o el día de Reyes tengamos algún regalo especial debajo del árbol.

 

                                              ¡¡ FELIZ NAVIDAD A TODOS!!

 

 

Carrefour Property