FacebookTwitter
X

Querid@s amigos,

Hoy comienza una nueva y emocionante etapa con la que el Centro Oeste busca estar un poquito más cerca de tod@s vosotros. ¿Cómo? Pues creando un espacio informativo en el que semanalmente podréis encontrar consejos sobre qué comprar, dónde comprarlo, cómo llevarlo y cuándo utilizarlo. Mi nombre es Minerva y me voy a encargar de haceros llegar esa información de una forma sincera, amena y divertida, porque ¿qué es la vida sin un toque de humor?

Pero no sólo vais a poder leer artículos sobre moda; en este blog vais a poder encontrar publicaciones sobre decoración, alimentación, regalos, sobre cómo ser el mejor anfitrión en esa ocasión especial, estaréis al día en lo que a la cosmética se refiere, y también conoceréis las novedades en música, lectura y electrónica. Sabréis un poquito más de todo lo que vais a poder adquirir en nuestro centro.

Ya llevamos… años haciendo nuevos amigos y espero de corazón que sean muchos más los que os vayáis uniendo a nuestra comunidad, porque creo que todos juntos podemos crear algo muy especial.

Solo me queda daros una cálida y sonora bienvenida.

¡BIENVENID@S!

ÚLTIMOS
COMENTARIOS
  • Ted z Chicago napisal prawidlowo.
  • El estudio revela que la iluminación es el equipamiento mayoritario:…
  • Celui-ci faut savoir une tour même au premier clic les…
  • Es por ello con lo que en nuestra tienda erotica”…
TOP ETIQUETAS
Miércoles, 19 Febrero 2014 10:52

S.O.S Soy Celíaca

Esta frase la pronuncié por primera vez hará unos 7 años, y no porque fuera exactamente celíaca, sino porque me diagnosticaron una alergia al trigo cuya consecuencia principal, se reflejaba en la alimentación que llevaría a partir de ese momento. La cosa comenzó con una serie de reacciones alérgicas que se hacían patentes en mi cara. No fueron momentos muy agradables, pero sí graciosos (a todo hay que sacarle el lado positivo). Recuerdo con mucho humor aquellos labios hinchados, y que a uno de los médicos que me examinó le dije que acababa de decidir que nunca jamás me haría un aumento de labios, porque gracias a esa alergia, ya sabía que el resultado iba a ser desastroso.  

La cuestión es que, tras meses de pruebas, encontraron que el trigo no me sentaba demasiado bien, y que debería cambiar mis hábitos alimentarios. Vamos, que tenía que dejar de comer TODO lo que me gustaba desde ese preciso instante. Aunque os parezca mentira, lo primero que pensé fue que nunca volvería a comer Donettes. ¿Curioso verdad? Parecía algo sencillo de cambiar, pero lo que yo no sabía es que prácticamente cualquier cosa que estéis pensando lleva trigo en su composición, lo que me dificultó muchísimo la búsqueda de los sustitutivos de mis dulces de toda la vida. Las cosas sanas las podía seguir comiendo sin problemas, es importante que lo sepáis; pero las cosas ricas, las cosas que engordan, esas sí llevan trigo. Hablé con un amigo que es celíaco desde muy pequeño y su enfoque positivo me ayudó a ver aquello como una simple “reeducación alimentaria”. Siempre le estaré eternamente agradecida.

Para todos aquellos que no estéis en contacto con alguna persona que sufra esta enfermedad, os voy a contar un poquito que es. Básicamente consiste en una intolerancia permanente al trigo, cebada, centeno y probablemente a la avena, que se presenta en individuos genéticamente predispuestos, caracterizada por una reacción inflamatoria de base inmune, en la mucosa del intestino delgado que dificulta la absorción de macro y micronutrientes (obviamente esta definición no es mía, la he encontrado en la WEB www.celiacos.org por si alguien necesita ampliar información). Resulta curioso como dos personas con una sintomatología tan diferente, él celíaco y yo alérgica al trigo, al final nos vemos obligados a comer de la misma manera. Los celiacos deben basar su dieta en alimentos naturales: legumbres, carnes, pescados, huevos, fruta, verduras, hortalizas y cereales sin gluten (como el arroz y el maíz). Deben evitar los alimentos elaborados y/o envasados, ya que en estos es más difícil garantizar la ausencia de gluten. ¿Veis lo que os decía? Lo sano podía seguir comiéndolo, pero lo que iba a echar de menos era la parte dulce de mi alimentación, durante los últimos 26 años. Después de las lágrimas, el enfado y la asimilación de que las cosas son así y hay que aceptarlas como vienen, comenzó mi búsqueda de alimentos sin gluten por toda la Comunidad de Madrid. Creedme si os digo que tener que ir a la farmacia a hacer la compra de comida se me hacía de lo más raro.

No os podéis imaginar cuánto ha mejorado la calidad de vida de las personas que tenemos alguna restricción alimentaria. Parece que os hablo de hace siglos y realmente han sido solo 7 años. Si me hubieran diagnosticado esta alergia ahora, la cosa no habría sido tan grave, porque se puede encontrar comida sin gluten prácticamente en cualquier sitio. Sin ir más lejos en Centro Oeste, tenemos una oferta amplísima de productos aptos para celíacos, o para personas con alergia al trigo, que va desde lo más básico, como el pan para tostadas (como las echaba de menos, porque el pan que había entonces era una especie de rebanada canija, seca y sin sabor…), ¡¡hasta chucherías!! Es todo un lujo tener tantísimos productos al alcance de la mano.

Hace ya tiempo, que me recorrí todas las tiendas de alimentación de este centro, en busca de cosas que pudiera comer. Me gustaba saber que tenía donde elegir. Creo que pasé situaciones tan difíciles los primeros meses de adaptación, que me veo en la obligación de compartir con todos vosotros mi GUÍA DE ALIMENTOS SIN GLUTEN, que podéis comprar en Centro Oeste. Así, si a alguien le diagnostican una alergia como la mía, o una enfermedad celíaca, puede consultar este artículo y saber que todo va a ir bien.

CARREFOUR: 

Desde hace un tiempo cuenta con un pasillo bien largo, donde se pueden adquirir todo tipo de productos: pan, pasta, cereales, golosinas, aperitivos, chocolates, postres, mermeladas, galletas… Vamos, que es como una especie de mini mercado exclusivo para personas con este tipo de alimentación especial. ¡Ojalá hubiera tenido yo este pasillo mágico! Me habría ahorrado muchos disgustos.

 

Pero no sólo de dulce se alimenta una persona celÍaca, o con intolerancia al trigo (como era mi caso), así que, preguntando, preguntando, he encontrado un sitio donde nos podemos volver locos con el jamón y con las cataduras. Si tenéis alguna duda, os aconsejo que preguntéis al personal de VIANDAS DE SALAMANCA, ellos os dirán qué productos podéis comer y cuáles no.

 

 

 

 

Uno de los principales problemas, que yo encontré cuando me descubrieron la alergia, era el  comer fuera de casa. Y creo que sigue siendo uno de los grandes temas que quedan aún pendientes por desarrollar un poquito. Si bien es cierto que ahora hay bastantes más restaurantes con carta especial para celíacos, pienso que debería ser lo normal en todas partes, puesto que en España hay cerca de un millón de celíacos, aunque solo el 20% están diagnosticados. En Centro Oeste, tenemos la suerte de que en el McDonald’s podemos comer tranquilamente, puesto que tienen pan sin gluten. Todavía recuerdo con mucho cariño, cuando en Nueva York intenté explicarle a la chica del McDonald’s que quería comer una “hamburguesa sin pan”… Creo que todavía se está preguntando por qué alguien va a un sitio como ese a comer una hamburguesa sin pan. Era lo que había.   

 


También podéis comprar vuestros productos sin gluten en el Herbolario EL BÚHO, donde encontrareis un montón de cositas riquísimas que yo os recomiendo sin dudarlo. Hubo un momento en mi casa, en el que por todas partes podías encontrar paquetes amarillos de comida sin gluten. Entre mis favoritos estaban los cubanitos de chocolate… mmmmm…¡¡riquísimos!!. Pero también tienen pasta, pan, galletas, magdalenas… La lista de productos es muy amplia, así que no dudéis en pasar por allí, si os apetece probar algo rico sin gluten.

 

 

Otra de las cosas que podéis echar de menos (si os detectan esta enfermedad siendo ya adultos) es la cerveza. Pues nuestros amigos de Estrella Damm pensaron en ese detalle y lo solucionaron elaborando una cerveza con un nombre precioso, DAURA, sin gluten apta para cualquier dieta que implique eliminar el trigo o la cebada… ¿Increíble verdad? Pues en CARREFOUR podéis comprar vuestro pack para poder disfrutar de una cerveza bien fría cuando queráis.

 

 

La guinda del pastel de esta dieta tan especial la ponen las chucherías que, para los que no os habéis visto en la necesidad de preguntar de qué están hechas, os diré que muchas de ellas en su composición llevan trigo, lo que hace que no las podamos comer… Como bien habréis imaginado, en la tienda de chucherías de Centro Oeste, SWEET KISSES, tenéis una gran gama de caramelos y golosinas aptos para celíacos. Podéis consultarle a las chicas de la tienda, ya que ellas os enseñarán muchas más chucherías de las que os puede parecer en un principio.

 

AH! Casi me olvido de nuestros amigos de GNC, mi gran descubrimiento de hace unas semanas… Hablé con ellos porque me parecía interesante conocer si  también contaban con alguna gama especial de productos vitamínicos sin gluten, suplementos, minerales… Y cuál fue mi sorpresa al conocer que la gran mayoría de sus productos son aptos para celiacos, exceptuando algunos de nutrición deportiva. Por daros algunos ejemplos: Soy Protein 95 (aislado de proteína de soja, que también es apto para vegetarianos), multivitamínicos variados para hombres (Mega Men), para mujeres (Women’s Ultra Mega), para deportistas (Mega Men Sport)… En fin, que todos aquellos amantes de los productos naturales para reforzar vuestro organismos, que tengáis intolerancia al gluten, podéis confiar en GNC. Eso sí, informaos bien antes de comprar. Estarán encantados de ayudaros a encontrar el producto perfecto para vosotros.

 

Bueno, espero haberos facilitado muchísimo la tarea a todos aquellos que habéis entrado a formar parte del mundo “SIN GLUTEN” hace relativamente poco. Es importantísimo saber que una persona celíaca puede hacer un vida perfectamente normal, lo único que tiene que tener un poco de cuidado con su alimentación. Una de las primeras cosas que me dijo mi amigo para consolarme cuando le llamé contándole lo que me había pasado, fue que una de las grandes ventajas de esta dieta, es que es buenísima para la línea ya que es tan sana, tan digestiva y tan fácil de asimilar, que resulta casi imposible engordar. Ya os digo que es fundamental verle el lado positivo a todo lo que nos ocurre.

Os espero la próxima semana con más curiosidades, novedades, moda y tendencias que vais a poder encontrar en Centro Oeste, el lugar del que aun os falta mucho por descubrir.

Para despedirnos os voy a dejar una receta de una Tarta de Fresas que me han recomendado desde la WEB www.celiacos.org, que con poquito que sepáis de cocina estoy segura de que os quedará deliciosa y será una manera estupenda de celebrar los buenos momentos del 2014.

 

Para la base

  • 425 gr. de harina ( SIN GLUTEN)
  • 150 gr. de azúcar
  • 150 gr. de mantequilla
  • 100 ml de leche
  • 1 huevo
  • 1 gaseosa

Para el relleno 

  • 1 litro de crema pastelera
  • 1/2 kg de fresas
  • Nata en spray

Para la crema pastelera

  • 1 litro de leche
  • 200 gr. de azúcar
  • 90 gr. de harina de maíz 
  • 2 huevos
  • 1 rama de canela
  • 1 limón (peladura)

FORMA DE ELABORACIÓN

  • Para hacer la pasta base se juntan todos los ingredientes hasta que quede una pasta uniforme, se reserva. Una vez que la masa haya reposado, se forma un molde de tarta previamente engrasado con un poco de mantequilla. Meter en el horno a 180º hasta que se dore.
  • Para elaborar la crema pastelera, se pone a hervir la leche con la peladura del limón o naranja y la rama de canela. Mientras tanto, se mezcla el azúcar con la harina de maíz. Se añaden los huevos y un poco de leche fría que hayamos reservado del total. Cuando la leche esté hirviendo, la colamos y la vertemos sobre la mezcla anterior, mezclamos todo bien y los ponemos a hervir. Cuando haya hervido se reserva.
  • Se desmolda la base de la pasta quebrada cuando esté fría y se coloca en una bandeja. Se cubre con la crema pastelera y se van colocando las fresas cortadas a mitades. ¡¡¡A disfrutar!!!

 

Carrefour Property